viernes, 19 de febrero de 2010

Ventajas y desventajas de los Blu-Ray

En un post anterior hablamos de manera general sobre la nueva tecnología Blu-Ray, que está muy en boga actualmente. Ahora hablaremos de manera detallada sobre las ventajas y desventajas que representa.

Como sabemos, la tecnología Blu-Ray ha sido acogida por muchas empresas y personas cuyas necesidades de almacenamiento no son satisfechas por el formato DVD, o fanáticos del cine que desean tener la mayor calidad posible sin detenerse por el costo asociado a ello. Sin embargo, a pesar de todas las ventajas que podemos rescatar de esta tecnología, y que explican su éxito, debemos saber que también existen ciertas dificultadas a la hora de querer implementarla en un uso más cotidiano.

Las principales ventajas del Blu-Ray giran en torno a su capacidad de almacenamiento. Un disco de capa simple de Blu-Ray tiene cinco veces más espacio que un DVD, por otro lado lado, también existe una mejora sustancial en la calidad de almacenamiento, especialmente cuando hablamos de videos de alta definición.

Veamos ahora algunas de las dificultades que plantea el sacarle el máximo provecho a esta gran capacidad de almacenamiento.

En primer lugar, las grabadoras para Blu-Ray son aún muy caras. Aunque los precios se han reducido, pagar 200 o 300 euros por un grabador resulta todavía bastante caro. Los discos Blu-Ray son igualmente caros en comparación a sus homólogos del DVD. Si analizamos el costo por GB de un disco Blu-Ray de 25 GB y un DVD de 4 GB, nos damos cuenta que el de Blu-Ray cuesta hasta el doble de caro por cada GB.

En este sentido, el uso del Blu-Ray es altamente recomendado para aquellas instituciones o personas particulares cuyas necesidades de almacenamiento les exigen discos de mayor capacidad, mucho más resistentes y de mayor calidad en cuanto al video (hasta 1080p). Por ejemplo, los estudios y grandes compañías de cine se han visto enormemente beneficiados con esta opción de almacenamiento, ya que distribuir sus películas en un formato que conserve el formato de alta definición les resulta completamente rentable y accesible.

Otra desventaja contundente reside en la velocidad de grabación. Mientras que el DVD maneja velocidades de entre 8x hasta 48x, las grabadoras de Blu-Ray se limitan a una oscilación de entre 2x y 6x.

Podemos concluir entonces que no estamos ante un producto de uso masivo por lo menos en los primeros tiempos, sino más bien ante un producto especializado que responde a las necesidades de empresas y compañías o personas particulares cuyas necesidades de almacenamiento son muy exigentes en cuanto a espacio y calidad y fanáticos del cine que quieran ver el último detalle en sus películas y estén dispuesto a pagar por ello.